La Ley #ChaoBolsasPlásticas –que entrará en plena vigencia el próximo mes al incorporarse las mypimes y los almacenes de barrio- se suma a la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (REP) y a la normativa que regula los productos de un solo uso, que está siendo analizada en el Congreso.

A partir del próximo 3 de agosto los chilenos seremos los primeros en Latinoamérica en decir “adiós” para siempre a las bolsas plásticas que se entregan en establecimientos de comercio. Esto al concluir la última etapa de implementación de la Ley 21.100, promulgada hace dos años y que busca reducir el uso de este material y disminuir la contaminación generada sobre el medio ambiente, especialmente los océanos.

La Ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas de comercio en todo el territorio nacional se implementó por etapas, iniciándose con el retail y supermercados, hace año y medio, y hoy se suman la microempresa y las pymes como almacenes de barrio, pequeños negocios, y ferias libres, entre otros.

“Esta gradualidad ha sido fundamental también en los ciudadanos, donde se ha visto un cambio de hábitos y adaptación a la normativa”, expresa el Seremi del Medio Ambiente RM, Diego Riveaux, quien agrega: “Hoy las personas han tomado conciencia y cada vez que realizan sus compras recuerdan llevar su propia bolsa reutilizable. Entienden que con esto no solo están cumpliendo con la ley, si no que se hacen parte del cuidado del medio ambiente”.

De acuerdo a una estimación realizada por el Ministerio del Medio Ambiente, durante los dos primeros años de aplicación de esta ley se ha evitado el consumo de unos 5.000 millones de bolsas plásticas tipo camiseta. “Si pusiéramos la cantidad de bolsas que hemos evitado entregar, una al lado de la otra, sumaríamos 2,75 millones de kilómetros y se ha impedido que unas 36.750 toneladas de plástico lleguen a los océanos. Con ello se ha dañado menos a las especies marinas, y hemos contribuido al cuidado del planeta”, puntualiza el Seremi Riveaux.

Quedan fuera de esta ley las bolsas plásticas que sirven para el envasado de alimentos (como bolsas de arroz o fideos). Tampoco están prohibidas aquellas en que su uso sea necesario por razones higiénicas o para evitar el desperdicio de alimentos. De esta forma, la bolsa de la feria, por ejemplo, que va en contacto directo con las frutas o verduras, sí podría seguir entregándose.

Fuente: Seremi del Medio Ambiente RM