Corfo vs. SQM: la reunión exprés entre Bitran y De Solminihac

Las nuevas acusaciones que el martes efectuó la Corfo contra SQM se hicieron sentir en el mercado. Ese día los títulos de la serie B de la minera no metálica cayeron más de un 3% y ayer se resintieron marginalmente con una contracción de un 0,23%.

El conflicto que SQM mantiene con la estatal mete ruido en el mercado, sin embargo, ambas partes están todavía muy lejos de llegar a un acuerdo.

Así quedó demostrado ayer, luego de la reunión exprés que sostuvieron el gerente general de la compañía, Patricio de Solminihac, con el vicepresidente ejecutivo de la Corporación, Eduardo Bitran.

La cita era a las 16 horas, y de Solminihac, acompañado del abogado Nicolás Luco (del bufete Claro & Cía.), llegaron pasados unos diez minutos. No hubo espacio para un café y menos para conversar en profundidad sobre las nuevas imputaciones que dispara la estatal. La reunión se levantó a los diez minutos, con Bitran acompañado por el fiscal de la Corfo, Pablo Lagos, y el abogado externo Ignacio Vargas.

La reunión se enmarcó en lo que disponen los contratos entre la Corfo y SQM, pues, en caso de haber divergencias entre las partes, debe realizarse un procedimiento de tentativa de solución amigable, etapa previa al inicio del juicio arbitral para conseguir el término anticipado del contrato. En horas de la tarde de ayer, la misma Corporación emitía un comunicado en que decía que “tras una breve reunión, las partes no superaron las divergencias producidas, dando por agotada esta instancia, por lo que en virtud de lo contemplado en el referido contrato, las partes pueden concurrir al arbitraje”.

Según informó el martes, la Corfo inició un nuevo procedimiento para poner término anticipado al Contrato de Proyecto para el desarrollo de sus pertenencias mineras, el cual data de 1986. Se trata de un acuerdo distinto al que actualmente disputa con la minera.

Hay dos contratos con dicha compañía: uno, del Proyecto que establece el marco de la asociación para la explotación del salar por SQM; y otro, el contrato de arrendamiento en que se establecen las condiciones de este. El juicio arbitral con SQM y su filial SQM Salar en que Corfo –con el amparo del Consejo de Defensa del Estado– surgió por este último documento, con lo cual ha solicitado el término anticipado “por graves y reiterados incumplimientos en el pago de las rentas de arrendamiento”.

Esta reciente arista dice relación con nuevas irregularidades que acusa la estatal, pues a su juicio SQM Salar ha “producido diversos y graves incumplimientos de las obligaciones establecidas en el indicado Contrato de Proyecto, en particular, la obligación de resguardo e integridad de las pertenencias mineras de propiedad de Corfo”.

Como dijo la Corfo esta semana, su decisión fue oportunamente analizada, en forma unánime, por su consejo directivo, y se enmarca en los procedimientos establecidos en los mismos contratos suscritos.

“Corfo está trabajando por la defensa del interés público en el Salar de Atacama. SQM ha incumplido grave y reiteradamente los contratos vigentes y no es un socio confiable, por lo que ha requerido el término anticipado de los contratos para la explotación del Salar”, dijo esta semana la estatal. Por su parte, la empresa respondió –a través de un comunicado– que la “nueva demanda parece estar destinada a corregir una omisión de Corfo y se sustentaría en argumentos similares a los expuestos en el proceso arbitral actualmente vigente”.

Ver Fuente