A dos días de la cuenta pública se materializa la promesa del canal cultural

Con la cuenta pública prácticamente encima, la presidenta Michelle Bachelet firmó esta mañana el proyecto que moderniza TVN y crea el canal cultural educativo, una promesa que la mandataria anunció el 21 de mayo pasado, y de la que desde ese entonces, poco se sabía al respecto.

El ministro Marcelo Díaz ya había prometido hacia finales del año pasado que el proyecto se firmaría durante 2015, un anuncio que no prosperó. Las razones de la demora apuntan principalmente a los problemas económicos que actualmente vive Televisión Nacional, un canal público pero que se financia a través de publicidad. Solo durante el año pasado la señal presentó pérdidas históricas de $25.992 millones. Además la crisis económica en la que el país ha estado sumido durante el último tiempo tampoco ayudaba a la creación del medio, el cual depende del financiamiento público.

Pero finalmente la promesa del canal cultural se materializa, y hacia el final del mandato de la presidenta, el canal debería estar funcionando. Este tendrá una oferta de contenidos de alta calidad y funcionará como una segunda extensión de TVN. Será un medio público y gratuito, sin publicidad, el cual contará con un aporte de $25 millones de dólares para ponerlo en marcha.

La mesa de trabajo del proyecto contó con representantes de Segegob, el Ministerio de Educación, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, entre otros.

Por la recuperación de la Televisión Pública

Sobre las modificaciones que se le harán al canal público, estas se dirigen en adaptar la señal a las exigencias que trae la nueva Ley de televisión digital, además de que se respete la misión pública con la que el medio siempre fue pensado.

“Hoy más que nunca necesitamos que el canal público cumpla su misión, pero para ello debemos actualizar su institucionalidad y recursos, las personas en su casa ya no solo demandan una buena televisión, sino que una que entregue información plural”, dijo la mandataria en la firma del proyecto.

Los cambios que la señal experimentará incluyen una modificación al directorio, el cual pasará a contar con nueve miembros en vez de siete, quienes estarán en el cargo por cuatro años y no ocho como es en la actualidad. A la vez se creará un consejo consultivo, el cual será ad honorem y se encargará de supervisar el cumplimiento del rol público del canal. Por último, la mandataria anunció el aporte único de $75 millones de dólares para poner en funcionamiento la televisión digital.

 

Ver Fuente